"La luna camina despacio pero atraviesa el mundo"
 (Proverbio africano)

viernes, 10 de febrero de 2017

Día de la paz

El que un niño esté ingresado por la razón que sea no es motivo para que no siga en un entorno lo más parecido a una clase normal y corriente. Es verdad que hay que acomodarse al horario de las pruebas, las visitas de los diferentes especialistas, etc pero una vez superados estas interrupciones seguimos como en cualquier clase normal.


Es por ello que el día de paz no iba a ser un día diferente y los niños ingresados han ido participando en las diferentes propuestas, en algunos casos con gran interés.


El objetivo de dar un aire de normalidad al ingreso hospitalario y de respetar sus ritmos, dentro de la medida de cada uno, se consigue realizando las mismas actividades que se podrían hacer en un centro de los de toda la vida.


Aparte le damos un aire un poco diferente a la planta y consigo que todos los que pasen por aquí dejen un pequeño recuerdo agradable. También se despreocupan de las largas horas en el hospital, y a menudo, hasta de su enfermedad.


Es enternecedor ver entrar a los pediatras, enfermeras, etc en el aula a ver como van los niños a los que tratan y como éstos tratan su enfermedad como una etapa más a superar. Con los más malitos se te encoje el corazón, pero intentas que no se te vea en la cara y al menos me consuela el poder ofrecerles un rato de aparente normalidad.


Este año me cuesta sentarme a hablar en el blog porque quieras que no los sentimientos no te los puedes dejar fuera cuando entras a trabajar y como en la parábola del buen pastor te acuerdas más de los que no volverás a ver.


Os dejo, con retraso, unas pocos fotos de como decoramos la planta para el día de la paz. Hay veces que realmente me olvido de que estoy en un hospital. Espero que los nenes también.



Día de la paz 2017



Posdata: no me he podido reprimir y aquí os dejo el vídeo de "Resitiré" (puedes seguir la campaña en Twitter con la etiqueta #resistiré) con motivo del día 15 de febrero que se recuerda a los niños enfermos de cáncer. ¡A disfrutarlo!






Y ya que hemos empezado, pues no nos vamos a quedar aquí, que hay otras iniciativas, tan buenas o mejores. Aquí los chicos de Fiti & Fitipaldis echan una mano.






Y aquí Macaco. Voy a hacer una excepción en el blog y voy a poner un taco.  ¡Joder que buena gente! Esto último es que me ha salido del alma. Todas son campañas conocidas gracias a las redes sociales, pero creo que no están de más.






Bueno, y no me puedo olvidar de mis "compis", ¡faltaría más!